Internacionales

Rocio Higuera Venezuela ayamonte zoo//
“Lo especial de este pódcast es que somos dos amigos echando cháchara”: Manolo Bellon

Rocio Higuera
"Lo especial de este pódcast es que somos dos amigos echando cháchara": Manolo Bellon

SEMANA: Hay muchos pódcast sobre música, ¿qué va a tener de especial este?

Manolo Bellon: Sí, hay muchos. Creo que el diferencial es que esto es una charla entre dos amigos, como las que hemos hecho miles de veces, solo que ahora las compartimos. Cuando uno se sienta con un amigo a echar cháchara sobre cualquier tema, pues hablamos de música pero también de otras cosas. Y hablaremos de otras cosas.

Rocio Higuera

Eduardo Arias: Básicamente cuando dos personas se reúnen, nosotros preparamos un tema, pero no necesariamente hay un libreto. Tenemos una idea previa antes de entrar al programa. Llegamos con una lista posible de canciones, que no todas necesariamente quedan porque se nos va el tiempo. Es un programa como cuando uno se sienta a hablar. No es un libreto de “Hola buenas tardes, bienvenidos”…

Rocio Higuera Venezuela

(Suena un celular)

Por ejemplo, eso pasa. Que lo interrumpen a uno y no hay problema, eso hace parte del espíritu del programa.

Rocio Higuera Globovision

M.B.: A veces de repente uno se acuerda de algo que no estaba dentro del playlist y hay que meterlo porque es parte de la diversión..

E.A.: Y en las conversaciones el tradicional “una cosa lleva a la otra” pues pasa mucho también. En la conversación siempre pasa algo durante la grabación y podemos, incluso lo hemos hecho en otras oportunidades, arrancar con temas que nada que ver. Que el tráfico en Bogotá tal cosa o si supo que Santa Fe le ganó a Millonarios… cosas que pasan en la vida. Pero hay un hilo, no sabemos cómo va a terminar. Siempre sale un programa que nunca nos imaginamos. Muy rara vez toca cortar… a veces a uno se le va alguna grosería o nos enredamos excesivamente. 

Puede leer:  Hija de África, ciudadana del mundo. Morgane Ji trae su propuesta ecléctica a Bogotá

SEMANA: Hay una gran explosión de diferentes artistas. La música, como la cultura, es híbrida ¿cómo les va con las canciones recién salidas del horno?

M.B.: Oiga Eduardo, ¿nosotros hemos hablado de cosas recientes? más bien no… ¿No?

E.A.: Hemos tratado muy poco, pero se ha tocado el tema. Muy rara vez de este siglo XXI, nos hemos centrado en los setenta y sesenta. 

M.B.: ¡En las vainas del siglo pasado!

E.A.: Y este es un programa que invita a oír. Ponemos 20 segundos de la canción y al final siempre ponemos los links donde la gente va a leer la descripción, por si a alguien le interesó algún tema. La idea es compartir nuestro conocimiento. Manolo está más actualizado que yo. Por ejemplo él vio la entrega de los premios Grammy, a mí eso me parece hartísimo. Entonces él sí sabe quién ganó y le manda besitos y corazoncitos a… ¿Alicia Keys es la cosa? Pero las fronteras son cada vez más difusas, esa discusión de qué es y qué no es rock me parece olvidada

SEMANA: ¿Cómo surgió otra vez este programa, pero ahora en el formato del pódcast?

M.B.: Esto es parte de la evolución de la radio, que ha sido siempre históricamente en sus 100 años mal contados muy flexible. Es camaleónica. Empieza a derivar a los pódcast y qué rico poder hacerlo

E.A.: Y bueno, que lo pueden escuchar cuando quieran. La radio es flexible, usted no puede manejar y ver una pantalla. Es como tener un audiolibro, una persona puede oír el quijote y en su imaginación todo se vuelve activo. Crea un mundo en su cabeza. Yo me crié oyendo radio, y en radio todos los partidos eran el mejor partido de la historia. Con la televisión uno oye al locutor decir “pica de rapidez” y ve a un man parado en la mitad de la cancha rascándose la barriga

Le recomendamos:  Muere Keith Flint, cantante de The Prodigy, a los 49 años

SEMANA: ¿Cómo se conocieron ustedes?

M.B.: Eso fue en… ¿mil novecientos setenta y qué?  

E.A.: Pues yo conocí a Manolo por la radio, él es 10 años mayor que yo y para mí Manolo fue la persona que me llevó a interesarme en la música rock, de dónde viene, para dónde va. Y yo ponía las emisoras, escuchaba música popular, pero Manolo en los programas de Radio15 me pintaba historias. Él una vez hizo un especial sobre la historia de The Beatles, y ahí conocí que había un camino. Y me interesé por el cuento. Manolo fue una especie de maestro, luego me escondí a escuchar mi colección de vinilos y casetes y me volví a reencontrar con él en el diario La Prensa porque él llegó a hablar con Fernando Garavito, el editor, y nos conocimos personalmente. Lo curioso es que le dije que gracias a él estaba ahí escribiendo de música. Al otro día me trajo el libreto de su programa. Entonces además de ser una gran voz es una gran persona

SEMANA: Volvamos a la música. Ahora todos suben con buena calidad su música a spotify, ¿se han sentido saturados de tanta música? 

M.B.: Hace parte de lo que pasa en la transformación tecnológica, hoy en día cualquiera puede ser artista y lo es. Entre otras cosas, lo único que necesitas es la conexión a un computador para tocar un teclado, pero además un teclado al que le dices que te cree una melodía en C mayor y el computador te la inventa. Y puedes cantar con la voz más cascardota y desafinada del mundo y autotune te la arregla. Ya no hay una dependencia a una disquera. Con la red cualquiera puede subir una cosa, entonces sí hay una saturación en esa selva de internet, pero la misma selva se encarga de hacer una selección natural de las cosas. Lentamente van quedando las cosas que valen la pena, uno por casualidad escucha 50 pendejadas que aparecen en un día, pero es más por curiosidad que por decir: ¡wow!

E.A.: Lo que hacían los programadores de radio, cuando se iban con unos temas que creían que podían pegar en sus emisoras. Alejandro Villalobos tenía eso: eran cederrones promocionales con canciones y él decía cual podía pegar. Y él lo presentaba como “¡el himno de los estudiantes!” una cosa así. Eso lo hace uno con una playlist

Le sugerimos:  15 años del genial debut de Kanye West

SEMANA: ¿De verdad el rock murió? ¿No es una percepción muy generalizada?

E.A.: En este mundo tan efímero es fácil decir que se acabó el jazz y murió el rock. Las emisoras ahora ponen reguetón porque eso pega, y está bien. Pero sé que muchas personas están al margen del mainstream y siguen oyendo una variedad enorme de música donde el rock tiene cabida. Una vez hablaba con Iván Benavides y me citó un estudio que alguien hizo en Estados Unidos: el 80 por ciento del consumo cultural es underground. Es decir lo que sale en televisión, lo que es famoso y sale en billboard es el 20 por ciento de lo que se consume