Internacionales

Tribunal británico fijó la audiencia sobre extradición de Julian Assange para febrero de 2020

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC
Smolansky: Aruba y Curazao no están cerrados a regularizar a los venezolanos

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, no enfrentará una audiencia de extradición completa hasta el próximo año. El Servicio de Enjuiciamientos de la Corona del Reino Unido ha solicitado al Tribunal de Magistrados de Westminster la audiencia de extradición para finales de febrero de 2020.

 

Los abogados del activista han aceptado la fecha, solicitando que se asigne un juez lo antes posible.

 

Un día antes de la audiencia en el tribunal de Magistrados, el ministro del Interior británico, Sajid Javid, firmó el pedido del Departamento de Justicia de EE.UU. para la extradición de Assange.

 

Al pronunciarse sobre esta medida, el expresidente de Ecuador, Rafael Correa, aseveró: “Esto es lo que siempre advertimos. Todo fue un gran engaño. Que el mundo y la historia nunca olviden quiénes fueron los verdugos”.

 

José Manuel Rivero, abogado y analista internacional, opina que la base para la extradición de Assange es política, por lo que “es nula de pleno derecho”.

 

Assange llevaba refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio de 2012, cuando Quito le proporcionó asilo político para evitar que fuera extraditado a Suecia. El 11 de abril el activista australiano fue despojado de su asilo diplomático y arrestado por las autoridades británicas.

 

Justo después del arresto del activista, Washington anunció una acusación criminal en su contra por presunta conspiración, y el pasado 23 de mayo le imputó 17 nuevos cargos, entre ellos violación de la Ley de Espionaje.

 

De ser hallado culpable de estas acusaciones, y en caso de que fuera extraditado al país norteamericano, el activista podría afrontar hasta 175 años entre rejas.

 

Actualmente, Assange se encuentra preso en la cárcel de Belmarsh, en el sudeste de Londres. La Corte de la Corona de Southwark lo condenó a 50 semanas de reclusión por las presuntas violaciones de los términos de libertad condicional que cometió tras asilarse en la Embajada de Ecuador en Londres.

 

(RT)