Política

Fiscalía evalúa dos móviles en desaparación de Kevin y Laura

Banco, Banquero, Caracas, Miami, Estados Unidos, Visa, VISA, BFC
70% de pacientes que acuden a un centro de salud mental son menores de 18 años

En la tarde de este martes el delegado de la Fiscalía Sexta Especializada ante el Gaula presentó en audiencia ante un juez de control de garantías a Juan Ricardo Carvajal Vargas, alias el Diablo, para quien pidió cárcel como principal sospechoso de la desaparición de Kevin Felipe Maury González y su novia Laura Marcela Guarín Gómez.

La investigación del ente acusador sugiere que Ricardo Carvajal pudo tener dos motivos para ser el determinador de la desaparición forzada de la pareja.

 El primero y de acuerdo contestimonios recaudados por investigadores judiciales, es que alias el Diablo no estaba de acuerdo con que Laura se gastara con Kevin el dinero que él le daba a ella.

“De acuerdo a las declaraciones recogidas por los investigadores judiciales a amistades y familiares de Laura Marcela Guarín, justo después de salir de la cárcel en enero de este año, Laura manifestó que Carvajal Vargas le propuso que se fueran a vivir juntos, oferta que ella rechazó y le dijo que estaba con Kevin” explicó el delegado del ente acusador sobre ese episodio.

EL HERALDO pudo conocer por parte de familiares de Guarin Gómez que semanas después de que la mujer de 24 años salió del Buen Pastor se fue a vivir con Kevin hasta pocos días antes de su desaparición.

Quería comprar su silencio. El segundo móvil sería para, presuntamente, silenciar definitivamente a Laura sobre su conocimiento en actividades delictivas que esta conocía, dijo el delegado del ente acusador ante la juez décima penal municipal de control de garantías y coordinadora del Centro de Servicios.

EL HERALDO pudo dialogar con familiares de Guarín Gómez, que pidieron no ser identificados, y señalaron que Carvajal Vargas si pretendía comprar el silencio de la mujer.   “El último día que la vi fue el 4 de marzo, ella me llamó que estaba en Puerto Colombia, ella quería venirse para donde su hermana mayor a vivir. Ricardo Carvajal, alias El Diablo, le dio el 5 de marzo a Laura la suma de  dos millones de pesos, se quedó con un millón de pesos y el resto se lo dio a la madrina de su hija para su manutención, la razón por la que ‘el Diablo’ le dio este dinero a Laura es para que ella no lo delatara con las cosas que ella sabía de él”, explicó la fuente.

Obstrucción a la justicia. Otro aspecto que el fiscal sexto especializado ante el Gaula señaló es que, al parecer, ‘el Diablo’ habría logrado corromper a funcionarios de la Fiscalía en su proceso anterior de delitos sexuales. “Por arte de magia desaparecieron unos folios que daban cuenta de que Carvajal Vargas tenía armas de uso privativo de fuerzas militares.  ¿A quién le convenía que estos folios desaparecieran?, los folios daban cuenta de exámenes periciales al arma de fuego incautada a Carvajal Vargas cuando fue detenido en junio de 2018″, explicó el delegado del ente acusador para resaltar ante la juez que los fines constitucionales de proporcionalidad, peligrosidad y obstrucción a la justicia se cumplen a su juicio para dictar una medida de aseguramiento intramural.

Por esa pérdida, el fiscal de ese caso no pudo imputarle en 2018 el porte ilegal de armas de uso exclusivo de las fuerzas militares. “Esto demuestra una obstrucción a la justicia”, explicó el funcionario judicial, quien recalcó que “esto es un delito y se espera que se haga un comité técnico dentro del ente acusador para averiguar qué pasó”.

El fiscal sexto resaltó que sobre este hecho de presunta corrupción se deben compulsar copias para dar con las personas que al parecer ayudaron a Carvajal Vargas a desaparecer informes de evidencia.

“Te doy $20 mil pa’ que me des una paliza”. El fiscal especializado, para sustentar su pedido de cárcel y el supuesto peligro para la investigación por las influencias del ‘Diablo’, señaló que en la bitácora de la estación de Soledad 2000 quedó consignado el día 28 de junio de 2018, cuando Carvajal Gómez fue capturado por primera vez, que este le ofreció a las personas que se encontraban en la celda de la estación la suma de $20 mil pesos para que lo golpearan con el objetivo de inculpar a los policías que lo custodiaran y así conseguir que un juez declarara dicha captura como ilegal.

Para este miércoles en horas de la mañana se reanudará la audiencia para que la defensa del procesado intervenga ante la juez.