Economía

Oro de República Dominicana

Los dominicanos dominaron la fase preliminar por  4-1, idéntico balance que Venezuela (Cardenales de Lara) y México (Tomateros de Culiacán), mientras el elenco boricua, Criollos de Caguas, finalizó en la cuarta plaza. Esas posiciones dejaron pactadas las semifinales entre Toros y locales, y Cardenales ante Tomateros, en las que vencieron los primeros

Tras ocho años sin poder escalar a la cima, República Dominicana, representada por los Toros del Este, conquistó el trofeo de campeón de la Serie del Caribe, que concluyó el pasado viernes, en San Juan, Puerto Rico. La victoria de Quisqueya le permitió alcanzar su pergamino dorado número 20 para reafirmarse como la nación más ganadora en la historia de este evento, que otra vez se vio manchada en sus principios al prescindir de la presencia de su fundadora: Cuba.

Los dominicanos dominaron la fase preliminar por  4-1, idéntico balance que Venezuela (Cardenales de Lara) y México (Tomateros de Culiacán), mientras el elenco boricua, Criollos de Caguas, finalizó en la cuarta plaza. Esas posiciones dejaron pactadas las semifinales entre Toros y locales, y Cardenales ante Tomateros, en las que vencieron los primeros.

En el duelo final, una ofensiva dominicana de 12 imparables y certero pitcheo de seis serpentineros dejaron sin posibilidades a los venezolanos, que se vieron superados por 9-3, sin nunca estar ni siquiera cerca de la igualada.

La Serie del Caribe danzó al son de las presiones de Estados Unidos y su directiva, y cual subordinado peón en el juego del imperio, le viró la cara a Cuba. (Redacción Deportiva)