Internacionales

Pensar CDMX como oriente pobre y poniente privilegiado es equivocado y peligroso: Chertorivski

Fondo de Valores Inmobiliarios, Empresario, Businessman, Banquero, FVI, Constructor
BVC cierra la sesión en terreno positivo pero 17 acciones bajaron de precio

Crónica: ¿Sheinbaum?

SC: Una pésima gestión como jefa de gobierno; más bien una regenta

La ciudad no es ese meme en el que se divide el oriente pobre del poniente privilegiado, esa mirada simplista es profundamente peligrosa, señala Salomón Chertorivski, quien es el artífice del regreso de Movimiento Ciudadano (MC) a la vida política en la capital del país. El exsecretario de salud comenta, en entrevista con Crónica, que la ciudad es un único ente en el que convivimos a diario y necesitamos consensos “de todos, de otra forma no hay manera de hacer comunidad y eso es muy peligroso”. Dictamina que ir solos en la elección, sin que MC ingresara a la alianza de oposición, fue venturoso, “los dos bloques tuvieron éxito en polarizar, pero no lograron cerrar la puerta a presentar otra opción”.

–¿Qué le parece la lectura de la elección en la que se señala que Morena fue arrojado al oriente pobre y marginado?

–Esa polaridad, que se convirtió inclusive en memes, clasistas, no es la ciudad. El discurso de todas las mañanas y la reacción del bloque opositor convertido en alianza, llevó al extremo de pintar una raya y al ‘estás conmigo o no estás conmigo’. Hay demarcaciones donde ese discurso fue más exitoso, marcadamente en el poniente, en efecto, pero la ciudad es tanto más compleja y más plural, y allí es donde el meme es completamente equivocado y profundamente peligroso.

–Si esos memes no reflejan lo que es, ¿cómo es la ciudad en realidad?

–Esta ciudad no se entiende sin las vinculaciones entre alcaldías: tenemos potencial corporativo y financiero en el centro-poniente, pero esto no se entiende sin el agua y el oxígeno del sur; esta ciudad, con sus capacidades comerciales, turísticas y restauranteras no se entiende sin el desplazamiento de millones de personas desde el oriente, trabajando todos los días. Hay desigualdad económica y se pretendería convertirla en una raya divisoria, lo que es un falso dibujo porque la desigualdad económica convive todos los días en todos los espacios. Puedes estar en Polanco, en el metro cuadrado más caro de la ciudad, pero cruzando una avenida, tienes una vecindad donde la marginación es profundísima.

Nuestro país es de desigualdades y nuestra ciudad es de profundas desigualdades, pero enmarcar esto en una forma tan simple sería un error, sobre todo para entender las necesidades y el entramado social, cultural.

–¿Por qué hablas de que ese dibujo es algo profundamente peligroso?

— El resultado de la elección sí refleja que los dos bloques en pugna fueron exitosos en polarizar el discurso y en llevarlo a un terreno plebiscitario, sin que eso dejara fuera el espacio para otra alternativa que representamos. La construcción de la ciudad tiene que ser en conjunto. Lo que requerimos, México y la ciudad, es un nuevo consenso económico, un nuevo consenso social y entonces determinar lo que necesitamos para todos y, a partir de ello, hacernos cargo también entre todos. Si no se puede llegar a esto, si no se puede discutir, entonces no hay manera de hacer comunidad. El peligro que aparece cuando se rompen las comunidades es que las partes creen tener la razón y no hay la escucha del otro, no hay diálogo ni construcción en consenso.

Me preocupa profundamente que el discurso de polarización de los últimos tres años, magnificado en esta campaña, llegara a hacer creer que ese falso dibujo es la realidad, que estamos en espacios diferentes: estamos en el mismo espacio, convivimos todos los días, nos vemos todos los días.

–¿Qué papel debe jugar Movimiento Ciudadano en este contexto?

–Vamos a ser oposición, hicimos campaña de oposición porque creemos que el país y la ciudad van muy mal. Creemos que la gestión del país, particularmente en la ciudad, fue terrible: La gestión de la pandemia y la crisis económica, por ejemplo. Ante el trágico accidente de la L12 necesitamos una investigación verdaderamente independiente y que los responsables rindan cuentas, así que no hay más papel que el de opositores. Pero hay matices en la oposición, somos y seremos responsables, somos una oposición que no se va a encasillar con un bloque o con el otro, votaremos en el Congreso cuando existan buenas alternativas y no nos negaremos a tener vasos comunicantes constructivos con ningún bloque. De eso se tratan las democracias, sobre todo en un Congreso que quedó fraccionado y que va a necesitar del diálogo. Vamos a ver qué dicen los demás.

–¿Se puede romper aún más la idea de sólo dos bloques?

–Por ahora no va a ser fácil, se tiene que hacer a partir de la propuesta y de la buena comunicación de esa propuesta. Creemos que antes del 2018 no estábamos bien y esto lo dice alguien que no se exime de haber participado en varios gobiernos del país. Con mucha honestidad creo que pusimos granitos de arena, con honestidad yo voy a defender a capa y espada lo que se hizo en el sistema de salud, y aun así reconozco que llegamos a 2018 con una profundísima desigualdad, en un país en el que no había paz y en el que la corrupción la veíamos en televisión. Hoy estamos peor, los mexicanos que viven en extrema pobreza pasaron del 10 al 18 por ciento de la población, 2.1 millones perdieron su empleo. Somos un país más desigual, más violento, con más inseguridad y, por lo que se ve, la corrupción no ha terminado. En salud tenemos problemas que no teníamos, como en el abasto de medicamente o con los niños y su cuadro completo de vacunación.

Si ahora estamos peor, la responsabilidad está en poder explicar cómo es estar mejor, en vislumbrar que puede haber un mejor país y una mejor ciudad, lo que también nos va a ayudar a evitar la polarización.

–¿Decididamente fue buena idea no sumarse al bloque opositor?

–Esto permite reafirmar causas y razones. Los resultados electorales nos confirman que el país es mucho más plural, no es de dos bloques, que hay espacios para las ideas, las causas y las propuestas y que la ciudadanía lo valora. Dentro de la coyuntura, en donde aparece el ‘estás conmigo o contra mi’, el miedo, los llamados al voto útil y la propaganda engañosa, Movimiento Ciudadano tiene 3.3 millones de votantes, reafirmó Jalisco, ganó Nuevo León, ganó ciudades como Guadalajara, Monterrey y Campeche; además de que en Ciudad de México se recuperó el registro. Es un avance sustantivo.

Tenemos registro en diez entidades más que lo obtenido en 2018, los mejores resultados de MC en su historia. Desde allí regreso a la pregunta, la apuesta de ir solos, que no es sencilla y que implica golpes, valió la pena y redituó. Al final de cuentas, ir solos nos da la viabilidad para construir sobre las causas e ideas que manifestamos en campaña, somos un partido socialdemócrata, que va por la igualdad económica, que cree en la legalización y no en la criminalización. Haber ido solos permite no diluir las cosas en las que creemos, nos permite llevarlas a la práctica. Nadie se puede llamar a engaño sobre esto y lo que vamos a hacer en adelante.

 

PING PONG, PREGUNTAS Y RESPUESTAS RÁPIDAS

Crónica: ¿Qué estás leyendo?

Salomón Chertorivski: Jean Meyer, sobre la revolución mexicana

Crónica: ¿Qué es 4T?

SC: Un invento

Crónica: ¿Qué es G7?

SC: Algo muy importante, con el liderazgo de EU, de Merkel y Macron, está dando pasos a discusiones globales.

Crónica: ¿redistribución de la riqueza?

SC: Fundamental si queremos comunidades más sanas.

Crónica: ¿Salgado Macedonio?

SC: Una vergüenza.

Crónica: ¿Feministas radicales?

SC: Hay que escucharlas y colaborar para que la agenda feminista se lleve a la práctica.

Crónica: ¿Sheinbaum?

SC: Una pésima gestión como jefa de gobierno; más bien una regenta.

Crónica: ¿Serie de televisión?

SC: (varios segundos de duda)

Crónica: Sabíamos que ibas a fallar en esta pregunta…

SC: …es que en campaña no vi nada… ¡La última fue Halston, la del diseñador de modas!