Deportes

Economistas asumen mayor inflación y una TPM más alta al cierre del año en primera encuesta tras invasión a Ucrania

De acá a cinco meses, el mercado contempla que la tasa trepe hasta 7,75%, y para el cierre de este año la expectativa también cambió. Ahora el consenso es que la tasa baje a 7,5% en diciembre, mientras que hace un mes el panorama de los economistas contemplaba un recorte que dejaría a la TPM en 7%. Para febrero del año que viene, el grupo estima que la misma se seguiría moderando, a 7%, y para agosto caería a 6%

¿Y el crecimiento? El desempeño de la economía se seguiría acotando en los meses que vienen, y luego de haber crecido 9% en la apertura del año, el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) revelaría un alza anual de 7,5% en febrero, según la EEE . El mismo mes, el avance del indicador no minero sería de 8%

Para el primer trimestre, el grupo acotó sus expectativas. Si en el sondeo anterior estimaban un alza del Producto Interno Bruto (PIB) de 7,6% entre enero y marzo, ahora esperan que la expansión llegue a 7,4%. Para el año en su conjunto la tendencia fue más o menos similar: el consenso es que el Producto logre un alza de 2% a diciembre, una décima por debajo de lo anticipado el mes pasado, volviendo al panorama que se contemplaba en enero

Así, el próximo año la economía nacional se seguiría moderando, para expandirse solo ​​1,5% en doce meses. Para 2024, en tanto, la expectativa es que el crecimiento suba a 2%. Ambas estimaciones se mantuvieron desde la consulta del mes anterior

El escenario para la inversión mejoró levemente en el último ejercicio. Ahora se considera un alza de 0,5% a diciembre de este año -una décima por sobre lo previsto en febrero-, mientras que para el cierre de 2023 se prevé una expansión del indicador de 1,3%

Una mayor inflación al cierre del año es lo que anticipan analistas del mercado en el primer sondeo macroeconómico desde que comenzó el conflicto entre Rusia y Ucrania.

En el día 15 desde la invasión al país europeo, el Banco Central publicó su Encuesta de Expectativas Económicas (EEE) de marzo, la que anticipa que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) llegue a 5,8% en diciembre, cinco décimas por sobre lo previsto en el ejercicio previo.

La consulta -realizada entre el 3 y el 9 de este mes- se publicó solo dos días después del IPC de febrero, que creció solo 0,3% -lejos de las expectativas de 0,7%-, y en plena invasión en Europa del Este. De acuerdo a los analistas, en marzo el alza de los precios volvería a ser más alta, de 0,8%, según la mediana de los encuestados. En abril, la expectativa es que el índice se vuelva a moderar, y que dé cuenta de un avance mensual de 0,5%.

Para el final de 2023, en tanto, la apuesta de los economistas y entidades financieras consultadas es que el indicador se modere hasta 4%, lo que implica un alza desde el 3,6% que habían ajustado a la baja -en una décima- al responder la encuesta de febrero

Ahora, todos los ojos se posan sobre lo que ocurrirá la última semana del mes, cuando el Central se reúna para su reunión de política monetaria. Los economistas estiman que el Consejo del ente rector subiría la Tasa de Política Monetaria (TPM) en 150 puntos base (pb.), hasta 7%. Esto implica que el instituto emisor sería más agresivo que lo que contemplaba el mercado en el ejercicio de febrero, cuando esperaba un ajuste de 125 pb.

De acá a cinco meses, el mercado contempla que la tasa trepe hasta 7,75%, y para el cierre de este año la expectativa también cambió. Ahora el consenso es que la tasa baje a 7,5% en diciembre, mientras que hace un mes el panorama de los economistas contemplaba un recorte que dejaría a la TPM en 7%. Para febrero del año que viene, el grupo estima que la misma se seguiría moderando, a 7%, y para agosto caería a 6%

¿Y el crecimiento? El desempeño de la economía se seguiría acotando en los meses que vienen, y luego de haber crecido 9% en la apertura del año, el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) revelaría un alza anual de 7,5% en febrero, según la EEE . El mismo mes, el avance del indicador no minero sería de 8%

Para el primer trimestre, el grupo acotó sus expectativas. Si en el sondeo anterior estimaban un alza del Producto Interno Bruto (PIB) de 7,6% entre enero y marzo, ahora esperan que la expansión llegue a 7,4%. Para el año en su conjunto la tendencia fue más o menos similar: el consenso es que el Producto logre un alza de 2% a diciembre, una décima por debajo de lo anticipado el mes pasado, volviendo al panorama que se contemplaba en enero

Así, el próximo año la economía nacional se seguiría moderando, para expandirse solo ​​1,5% en doce meses. Para 2024, en tanto, la expectativa es que el crecimiento suba a 2%. Ambas estimaciones se mantuvieron desde la consulta del mes anterior

El escenario para la inversión mejoró levemente en el último ejercicio. Ahora se considera un alza de 0,5% a diciembre de este año -una décima por sobre lo previsto en febrero-, mientras que para el cierre de 2023 se prevé una expansión del indicador de 1,3%