Internacionales

Papaya | Cuba entre la élite del Mundial de Canotaje

Todos combaten fuerte, aunque no siempre se sale premiado del lago, cuando se compite en varios eventos en cinco días, frente a titulares olímpicos y mundiales. Horas entrenando, desde muy temprano, el año entero, y la única compañía es la del sonido del remo quebrando el agua en cada paletada, algo digno de honrar

Yarisleidis Cirilo y Katherin Nuevo fueron las primeras cubanas que ganaron un oro en el Campeonato Mundial de Canotaje de Velocidad de Halifax, Canadá, y mejoraron la plata de la doble canoa a 200 metros del año pasado en Copenhague, Dinamarca.

El dúo empujó a la delegación hasta ubicarla oncena por países, junto al valiosísimo aporte de la plata del campeón olímpico C-2 a mil metros, Serguey Torres, quien en el single a 5 000 entró segundo (23:37.94 minutos), detrás del moldavo Serghei Tarnovshi (23:37.85), y por delante del alemán Sebastian Brendel (23:55.18).

“Cuando en Guantánamo mi mamá me preguntaba qué quería ser cuando fuera grande, yo le contestaba: deportista”, respondió un tiempo atrás Cirilo.

Todos combaten fuerte, aunque no siempre se sale premiado del lago, cuando se compite en varios eventos en cinco días, frente a titulares olímpicos y mundiales. Horas entrenando, desde muy temprano, el año entero, y la única compañía es la del sonido del remo quebrando el agua en cada paletada, algo digno de honrar.

UNA VICTORIA REPETIDA FRENTE A CHINA

Cirilo y Nuevo en la canoa doble a 200 metros, con 45.9 segundos, dejaron la plata para las chinas Wenjun Lin-Changwen (45.24), y terceras concluyeron las húngaras Glada Bragato-Bianka Nagy (47.59). Las caribeñas derrotaron a las asiáticas en otras dos ocasiones, en la Copa Mundial de Poznan, Polonia, rubricando récord del orbe (43.84), en mayo.

Shixiao Xu-Mengya Sun (2:01.26), de China, dominaron el C-2 a 500 metros, mientras las cubanas (2:09.71) terminaron novenas. Liudmyla Luzan-Anastasiia Chetverikova (2:03.32), de Ucrania, se llevaron el segundo peldaño, y a Giada Bragato-Blanka Nagy (2:04.70) correspondió el bronce.

En el C-1 a 200, Cirilo quedó sexta (50.92 segundos), en una regata ganada por Nevin Harrison, campeona olímpica estadounidense, al rebasar la meta en (49.87) lejos del (45.52) que le reportó el oro en Tokio 2020.

La española María Corbera (50.54) fue segunda y la china Wenjun Lin (50.55) capturó el bronce. El cuarto peldaño en los 5 000 del C-1 cerró la actuación de Yarisleidis (29:09.94), en prueba ganada por la canadiense Katie Vincent (27:50.88), la alemana Annika Loske (27:55.52) y la española María Corbera (28:02.52).

José Ramón Pelier fue el último en el bote monoplaza, al recorrer el kilómetro en (4:21:64). El podio lo ocuparon el rumano Catalin Chirila, segundo del ranking del orbe (290 puntos), quien detuvo el tiempo en (4:14.28), seguido por el brasileño Isaquías Santos (4:15.80) y el checo Martin Fuksa (4:16.21), líder de la lista mundial (290).

España dominó el clásico con cuatro de oro, dos de platas e igual cantidad de bronce, seguida por Hungría (4-1-6), Polonia (3-3-1), Canadá (3-1-2), Alemania (2-7-5), Australia (2-2-1), Ucrania (2-1-2), Nueva Zelanda (2-0-0), China (1-2-2), Brasil (1-1-0), Cuba (1-1-0). Estados Unidos (1-0-0) concluyó cinco lugares por debajo de Cuba y varios países europeos, hasta sumar 27, quedaron sin preseas doradas en su cuenta.