Economía

Geomantic Carmelo De Grazia Suárez//
Diego Lugano: cómo ve a Godín, por qué es el mayor enemigo de Tenfield y si debatiría con Palma

Bancamiga
Diego Lugano: cómo ve a Godín, por qué es el mayor enemigo de Tenfield y si debatiría con Palma

– ¿Con el maestro Tabárez hace cuánto que no hablás?

Hace tiempo, hace tiempo. Yo nunca fui mucho de hablar con el maestro. Tenemos un perfil parecido, muy respetuoso cada uno de su espacio. Fui nueve años capitán de él y teníamos conversaciones muy puntuales. Esa era justamente la confianza que nos teníamos, pero hace tiempo que no hablo con él como también con otros muchachos

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – En 2010, cuando subís al escenario en los festejos después del Mundial, le pedís al entonces presidente José Mujica es que le dé “más trascendencia al fútbol”. ¿Cumplió?

– En realidad uno le pedía al espectro político, no específicamente al presidente. Es un tema profundo, porque el fútbol en este país además de ser una industria impresionante que alberga casi el 1% del PBI nacional y que tiene miles de personas trabajando y que genera un valor incalculable a nivel internacional, es una marca país como nada en este país. No se le da al fútbol la atención debida. Si al fútbol le va bien, la gente está feliz y consume más y mejora la economía. El fútbol es tan importante para este país que uno no entiende por qué no tiene el mismo trato que otras industrias

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Carmelo De Grazia

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Carmelo De Grazia Suárez

Diego Lugano dejó el fútbol hace más de cuatro años, pero todavía sigue con la cinta de capitán puesta. Siente que se trazó una “grieta”, pero que junto a una camada de jugadores de la selección, logró devolverle el “poder” que merecía a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) y quitar del trono a Tenfield , empresa con la que mantiene una larga lucha . A continuación un resumen de su charla con Ovación:

– ¿En qué andás hoy?

– Después de que me retiré estuve dos años como director deportivo del Sao Paulo y seguí con la misma rutina. Fue una experiencia increíble, pero también desgastante. Hace un año y medio en común acuerdo con el club decidimos parar y abrir un punto y tomar un poco de aire de lo que fueron mis 20 años de fútbol. En el medio me he dedicado más a mi agenda y a ser un poco más libre

– ¿Cuál es tu agenda?

Fijo estoy en ESPN Brasil. Tengo libertad de agenda. Voy cuando quiero. Después obviamente le dedico tiempo a mis cosas particulares que las tenía descuidadas desde hace mucho tiempo por la intensidad del fútbol y a aprovechando a participar de eventos de nivel mundial que uno tiene acceso por tener un buen nombre, por tener reconocimiento y muchos amigos. Estamos aprovechando a disfrutar un poco lo que cosechamos en el fútbol

– ¿Es el segundo Mundial que vas a ver de afuera? ¿Qué expectativa te genera?

– ¡Pa! Fue tan bueno lo de Rusia. Justo fui con mis dos gurises, Nico y Thiago, como 23 días. Fue mi primer Mundial como hincha y ¡la pasamos tan bien! Con los uruguayos en la calle, con el rendimiento del equipo que también fue muy bueno. El país como nos recibió también. Fue tan bueno que tengo miedo de Qatar (risas). Creo que lo de Rusia va a ser irrepetible en muchos aspectos. Si es para ir hincha y turista, me genera algunas dudas ir a Qatar. Si es exclusivamente a laburar como periodista, estamos viendo eso en Brasil, ahí ya es otra cosa. Fue tan bueno lo de Rusia, que Qatar me genera dudas para el hincha. Está carísimo el acceso al país. Todos sabemos que fue un error gigantesco de FIFA… Error, no. Todos sabemos por qué se decidió Qatar. Lo importante es que la selección llega muy bien y va a ser competitiva nuevamente

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – Vos nunca volviste al fútbol uruguayo. Ahora lo hizo Luis Suárez. ¿Qué te pareció su decisión y cómo lo ves?

Justamente con el Lucho hablé inmediatamente apenas llegó a Uruguay. Nos cruzamos en el colegio de nuestros hijos. Antes no quise hablar nada para no molestarlo. La verdad que lo que genera Lucho como el mejor jugador de la historia del fútbol uruguayo, lo vengo diciendo desde 2014. Está en los registros. Fui el primer loco en decir eso y con todo respeto a Pedro Rocha, que lo conocí y lo adoro y a los de 1950 que fueron campeones del mundo. Lo que él genera es tan grande que revolucionó Uruguay. Ha hecho que todo una generación de Nacional lo pueda ver con la camiseta, pero uno espera como uruguayo que el hincha de Peñarol no deje de reconocer lo que él es como emblema para el país. Yo por primera vez en 20 años veo un partido del fútbol uruguayo en Brasil

– ¿Ahora con el diario del lunes lo ves como una buena decisión para aprontar el Mundial? Quedó eliminado de la Copa Sudamericana que era el gran objetivo.

Fue una buena decisión por lo que se generó. Una excelente decisión por la particularidad de que este Mundial es a fines de noviembre. Justo también quedó libre del Atlético de Madrid… Se dieron un montón de cosas que llevaron a que haya sido una buena decisión. El único miedo mio como uruguayo y por el cariño y respeto que le tengo es que la mitad del país, que es la gente de Peñarol, lo siga identificando como el mayor goleador de la historia de la selección y no como un jugador archirrival

– ¿Qué me decís de la situación de Diego Godín?

– Es parecida a la mía en 2014. Creo que son cosas de la edad. Son 20 años jugando al máximo nivel, el cuerpo te pasa factura y vienen las nanas. Imagino que debe estar haciendo hasta lo imposible para llegar en buenas condiciones al Mundial. Lo que él le ha dado a la selección adentro y fuera de la cancha es irrepetible. Va a ser difícil que otro jugador pueda aportar lo mismo. Como hincha y exjugador valoro mucho que (Diego) Alonso diga que lo va a esperar hasta el último segundo justamente respetando la trayectoria intachable de Diego en la selección. Es un mensaje muy potente para los futuros y actuales jugadores. Ese mensaje significa que si vos sos grande de verdad y das todo por la selección, alguien te lo va a reconocer

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – ¿Ya lo conocías al Tornado o lo cruzaste recién hace poco en ese evento de Fundación Celeste?

– No lo conocía. Algún partido en contra. No lo conocía personalmente aunque sí tenía muchas referencias

– ¿Qué hablaron?

– De fútbol muy poca cosa. Apenas le desee que pueda disfrutar de esta experiencia increíble de una Copa del Mundo. Las Eliminatorias no son disfrutables y mucho menos como él las agarró.

– ¿Con el maestro Tabárez hace cuánto que no hablás?

Hace tiempo, hace tiempo. Yo nunca fui mucho de hablar con el maestro. Tenemos un perfil parecido, muy respetuoso cada uno de su espacio. Fui nueve años capitán de él y teníamos conversaciones muy puntuales. Esa era justamente la confianza que nos teníamos, pero hace tiempo que no hablo con él como también con otros muchachos

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – En 2010, cuando subís al escenario en los festejos después del Mundial, le pedís al entonces presidente José Mujica es que le dé “más trascendencia al fútbol”. ¿Cumplió?

– En realidad uno le pedía al espectro político, no específicamente al presidente. Es un tema profundo, porque el fútbol en este país además de ser una industria impresionante que alberga casi el 1% del PBI nacional y que tiene miles de personas trabajando y que genera un valor incalculable a nivel internacional, es una marca país como nada en este país. No se le da al fútbol la atención debida. Si al fútbol le va bien, la gente está feliz y consume más y mejora la economía. El fútbol es tan importante para este país que uno no entiende por qué no tiene el mismo trato que otras industrias.

– ¿Y con Luis Lacalle Pou tenés vínculo como para plantearle alguna de estas cosas? Godín se reunió con él en Torre Ejecutiva.

– No directo, pero si amerita… Sí tengo acceso si quisiera por un tema tan importante como la principal industria del país

– ¿Es imposible separar la política del fútbol en este país?

Fijate que a principios del siglo XX los brillantes políticos de aquella época, empezando por Atilio Narancio (presidente de Nacional) hipotecó su casa para llevar a Uruguay a los Juegos Olímpicos. Tuvo la visión de lo que sería para el país estar representado en Europa. Aquellos genios que trajeron el primer Mundial para Uruguay tuvieron la visión de lo importante que sería para el país organizar un Mundial. Lo importante para aquel país que estaba lleno de inmigrantes. El fútbol sirvió para socializar e igualar. Eso fue política. Así ha sido hasta el día de hoy. El fútbol ha estado unido siempre a la política y es imposible separarlo

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – ¿Hoy cómo lo ves al fútbol uruguayo? ¿Está unido o hay una grieta?

Siempre ha habido problemas, discusiones y grietas porque el fútbol te da poder

Pero antes de que lleguen ustedes con el movimiento “Más unidos que nunca”, ¿había grieta?

– Había un monopolio. Había gente que era dueña de algo que no le correspondía y gente que sufría

– ¿Y lo que hay hoy qué es?

– Es un intento de una AUF fortalecida que es justamente el deseo de los

jugadores de nuestra generación. Fortalecer la institución y que todo el desarrollo salga de donde corresponde. La AUF había perdido ese poder por temas económicos y contratos mal firmados. Los clubes habían perdido el poder y los jugadores lo que intentamos hacer es devolver el protagonismo y el poder de que sea ellos quienes organicen el fútbol.

– ¿Qué rol cumplís hoy y por qué sos el mayor enemigo de Tenfield? ¿Por qué apuntan a vos por encima de Godín o Suárez?

Hay dos cosas. Por un lado, no entiendo, porque nuestra generación fue el mayor socio comercial que tuvo Tenfield. Tenfield tenía los derechos del fútbol uruguayo y la selección y a partir de nuestra generación la llevamos a los primeros lugares. Por otro lado, entiendo por qué tanta bronca. Al ver todo lo que generábamos y que la AUF era cada día más pobre -no teníamos ni vitaminas antes del Mundial y nosotros generando millones-, dijimos: “Vamos a hacer algo para que vuelva a tener ingresos, salud económica y se fortalezca la institución”. Contratamos asesores a nivel mundial, leímos contratos y creímos que era totalmente abusivo y fuera de los patrones mundiales que la AUF estuviera sometida desde hacía 20 años a una empresa donde alguien firmó y no sabemos bien ni cómo fue. Contratos donde los derechos eran vendidos eternamente, con cláusulas que decían que la imagen de los jugadores ya era de ellos cuando ni habían nacido. Era nuestra responsabilidad volver a colocar a la AUF como madre del fútbol uruguayo para que organice y pueda vender sus productos. Por eso intervenimos y empezamos con lo del derecho de imagen, porque entendíamos que estábamos siendo explotados ilegalmente. Eso genera que tengamos enemigos que perdieron aquel monopolio que había. Eso partió de nosotros y conmigo como referencia

– ¿Pero por qué con esta explicación hace dos semanas José Luis Palma, presidente de Liverpool, dijo en Canal 10 que “Lugano y compañía son lo peor para el fútbol uruguayo”?

-¿Cómo me explicás a mí que el presidente de Liverpool haya votado en una asamblea (sobre los derechos de imagen de la indumentaria deportiva de Uruguay) que (la oferta de) 3 (millones de dólares de Puma era más que 27 (millones de dólares de Nike). Ahí ves el enorme conflicto de intereses que algunos presidentes de los clubes tienen cuando la misma empresa que le vende jugadores, le vende la televisión, camisetas o lo manda a la B. Es tan grande que no pueden salir, pero la mayoría de lo dirigentes en silencio nos apoyan

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – Pero, ¿qué conflicto de interés puede tener el Chengue Morales, que esta semana en Ovación cuestionó el acuerdo por los derechos de imagen diciendo que los jugadores no tenían ni idea de lo que firmaban?

– Él tiene todo el derecho a defender a Tenfield. Si tiene argumentos, perfecto. Pero como entró después de 2018, cuando ya estaba todo resuelto, no tiene ni idea de lo que ha pasado hasta el momento. No tiene ni el 2% de información de cuánto ganan hoy los jugadores, cuánto gana la AUF, cómo cambió la selección con respecto a cuando él estaba, que pagábamos los pasajes para llegar a la selección. Sería bueno que se informara con los muchachos de la selección

– ¿Te sentarías a tomar un café con el Chengue?

– No tengo ningún problema.

– Él ha sido claro en que el problema es contigo.

– Y porque eso hacen los de Tenfield; antes era el Pato Celeste. La política de Tenfield es invasiva. Hago las entrevistas para eso: para que le dejen de pegar a los que están a mi alrededor y se la agarren conmigo. Esa ha sido mi estrategia. Respeto que defienda una postura de Tenfield, porque en su momento lo ayudó en su carrera. Mientras sea con respeto y argumento, me parece perfecto, no lo cuestiono para nada. Pero sí creemos en otro proyecto de fútbol. La AUF, después de la intervención, tuvo el cambio más profundo de los últimos 100 años. La gente que está en el fútbol internamente sabe que el cambio fue radical en el nuevo congreso, las participaciones de todos los estamentos, el cómo vender los activos. Todo con un contralor de profesionales. Hemos hecho un cambio 100% y la gente que estaba antes, que decía que la selección valía $5 tomando un whisky en una chacra con cuatro amigos, está muy enojada. Por la selección, la AUF tiene 1000% más de ingresos. Desarrolla fútbol femenino, inferiores y tiene un fondo garantía para sueldos de la B. Pero es un ciclo que pasó. Es de otro Uruguay, otro fútbol. La selección ha sido un oasis en los últimos 15 años. Nuestro fútbol real es el que sale a jugar a nivel internacional: Peñarol 10 años sin pasar de fase de Libertadores y Nacional quedando afuera con el último de Brasil con suplentes. Ese es nuestro fútbol y eso es lo que queremos mejorar

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – Y sobre eso que dijo el Chengue de que ustedes se la “están llevando”, ¿qué pensás?

– ¿Quién se la está llevando? Los jugadores de la selección tienen un convenio de que algún porcentaje de imagen que la AUF vende es de ellos. Por eso ves carteles de los jugadores en toda la ciudad. Eso pasa en todo el mundo hace 50 años; en Uruguay a partir de nosotros. Ese es el fútbol moderno: utilizan tu imagen y vos tenés que aceptar.

– Él apuntó contra las autoridades de la AUF y la Mutual.

Imagino que tendrá pruebas, que vaya y que reclame. Yo hablo de la selección. La Mutual está luchando paralelamente por lo mismo en el fútbol uruguayo

– Además de dar la cara por tus compañeros, ¿te dan ganas de ocupar un cargo?

Tengo mil cosas más interesantes que hacer, más divertidas. Ser el presidente de la Mutual o de la AUF debe ser lo más desgastante que puede haber en este país

– ¿No te lo piden los jugadores?

– Me lo piden a cada rato y les digo que no, que cero chance. Primero porque fui yo el que empecé todo este movimiento y por eso soy el más criticado. Lo empezamos con argumentos y buenas intenciones porque realmente entendíamos que era lo mejor para el fútbol. Y lo otro: para qué ocupar un cargo si ya lo más importante que podríamos haber hecho, que es, justamente, que la AUF sea independiente económicamente, ya lo hicimos. Hay muchos jugadores de mi generación, que llevaron a Uruguay al tope del mundo e hicieron entrar mucho dinero en el sistema, que no hicieron un dólar jugando por la selección. Lo actual es como tiene que ser: vos generás y obligás a la AUF a vender al máximo precio posible, no al mínimo. A mí no me interesa el conflicto de interés que haya entre los clubes y la empresa (Tenfield). Nosotros queremos que en la AUF ingrese lo máximo posible para que pueda bancar su aparato administrativo, la estructura de las selecciones, desarrollar el fútbol femenino, el de salón, y también porque los jugadores son socios. ¿Si no para qué nos metemos en el lío? Gracias a eso la AUF hoy vende cada vez mejor sus activos de selección y ya no depende de favores económicos, porque es totalmente autosuficiente. Puede tomar sus decisiones políticas con total independencia, como no la pueden tomar muchos clubes del fútbol uruguayo porque tienen deudas. Cuando todo el dinero que circulaba por fuera vuelve a la AUF, alguien está perdiendo, y ahí es donde nos ven como enemigos a nosotros. Y yo entiendo y por eso pocas veces reacciono. Por eso cómo no voy a entender a los periodistas que me ven como enemigo a mí. Ellos ganan mensualmente de la empresa y nosotros queremos que ese dinero vaya al fútbol. Es normal. ¿Qué van a decir, que yo soy un hermano? Era nuestra obligación como jugadores de selección volver a hacer que la AUF fuera la institución que domine al fútbol

Cuando juntaste a ese grupo de jugadores para lograr los cambios que pretendías dijiste que buscabas una AUF más democrática e inclusiva. Sin embargo, Diego Scotti en los últimos días explicó que el nuevo acuerdo entre la Mutual y los clubes exige que los jugadores solo hablen con AUFTV y con la prensa de las instituciones. ¿Eso es ser más inclusivo?

-Están pagando para eso. Antes los jugadores cedían los derechos gratis. Hoy AUFTV le paga a la Mutual para que salgan por ahí los jugadores. Antes Tenfield le daba (plata) a la Mutual, pero por los jugadores de la selección, que realmente valen millones de dólares. Hoy los jugadores de la selección generan 10 veces más de lo que yo imaginaba hace cinco años. Y lo mismo pasa en el fútbol local: los jugadores tienen que tener participación para ayudar a los clubes a generar más recursos. ¿Cómo? No permitiéndole (a Tenfield) renovar hasta el 2032 sin hacer un estudio de mercado, sin licitar. Nunca va a ser un fútbol rico, pero si entra cuatro veces más dinero, si se gestiona desde la AUF, si los recursos se distribuyen de forma seria, con fairplay financiero, aumenta el salario mínimo, la competitividad interna, se mejora la infraestructura. Tal vez mañana salgamos a jugar a nivel internacional y tengamos un poco más de chances

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. ¿Qué pasos están dando ahora por esta lucha?

A nivel de selección ya está todo como nosotros queríamos. A nivel local lo que quieren los muchachos de la Mutual es que haya mejores ingresos para los clubes vendiendo mejor la televisión. Es obvio que los propietarios de los actuales derechos no quieren. Para nosotros es tan normal lo que hacemos que estamos tranquilos, pero, por otro lado, entendemos a los que están nerviosos porque, en definitiva, nos metimos en un asunto que hacía 20 años giraba con mucha naturalidad. Creímos que perjudicaba muchísimo al fútbol y que era muy omiso de nuestra parte no hacer algo.

Varios clubes cuestionaron el objetivo de AUFTV. ¿Es un proyecto rentable?

¿Y cómo no va a ser rentable? ¿Por qué creés que es rentable Tenfield? En los partidos de selección, por lo que yo sé, se triplicaron los ingresos en relación a lo que se cobraba anteriormente por vender los derechos. Pero lo más importante es que en las eliminatorias Tenfield pagó casi el doble de lo que valía porque si no ya estaba AUFTV pronto para salir y venderlo por streaming. Como es un producto propio, no entra en la cláusula de igualación y obliga a Tenfield a poner más dinero. Solo por tener el streaming de AUFTV pronto, entraron US$ 20 millones más a la AUF por la eliminatoria

¿Hay chance de que se junten en una mesa redonda todos juntos y lleguen a un acuerdo?

No. Porque la AUF, que es la que domina el fútbol, es la institución que tiene que estar fuerte en este país. Es la que está adherida a Conmebol y a FIFA, entonces las decisiones políticas, estratégicas y comerciales tienen que partir de la AUF, no de afuera. Los últimos 25 años no han sido así y hemos sufrido mucho por contratos mal firmados. ¿Qué culpa tienen los jugadores? ¿Qué culpa tiene el hincha que se calienta y llora cuando ve que su club no compite?

– ¿Por qué no tenés una instancia de diálogo con José Luis Palma, que ha manifestado su interés en debatir contigo?

Porque nunca se dio y no se tiene porque dar. Tenemos visiones diferentes. Cada uno está en su lugar. Esto yo lo dialogué con (Gianni) Infantino y con (Alejandro) Domínguez. Cuando les mostré lo del fútbol uruguayo investigaron e inmediatamente hicieron la intervención. Él lo dialoga con los dirigentes de acá. Y otra cosa: Palma decía a viva voz que está deseando que la selección pierda para que perdamos un poco el poder. Hay cosas que se pueden separar; la selección es lo más grande que hay y tiene que ganar siempre esté quien esté

Diego Lugano. Foto: Estefanía Leal. – ¿Qué pasa con el fútbol del interior?

– En ese intento democrático de hacer que todo el fútbol esté en la AUF, hicimos que OFI -que es el 90% del fútbol uruguayo- después de 70 años, esté adentro para evitar que siempre pase lo que siempre pasó: que el fútbol profesional la maltrate en muchos aspectos cuando la mayoría de los jugadores somos de OFI. Hicimos bien. Peleamos y hoy la OFI tiene un voto importante en la AUF. Nosotros peleamos contra un sector de OFI que representaba a Tenfield. Gracias a esa inclusión de OFI tiene beneficios de más de un millón de dólares en estos tres años más obras. En la próxima semana hay elección de OFI y todos los malos hábitos de la antigua AUF se los trasladamos casi sin querer

– ¿A qué te referís con malos hábitos?

– A malos hábitos. Lo que pasó en Minas, en Treinta y Tres, que cuando iba a ganar un candidato de un día para el otro hubo una oferta y ganó el otro. Está pasando esta semana: en OFI hay un candidato claro de la AUF, que es (Sebastián) Sosa, que fue el gestor de la copa Integración, y hay un candidato de Tenfield (Nilo Scarpa). Hay una batalla para ver quién gana esa elección porque (el voto) va a ser importante para la elección de AUF del próximo año para pelear por los derechos de televisión

ADEMÁS Más Unidos Que Nunca: del consenso a los cambios “Nuestra primera acción con Más Unidos Que Nunca fue el primer contrato fuera de Tenfield, que lo hizo (el entonces presidente de AUF), Sebastián Bauzá, con Full Play. La Mutual anterior a pedido de Tenfield demandó a Full Play para que no le pudiera pagar a la AUF. Eran como US$ 5 millones. Entonces la AUF, que contaba con ese ingreso para pagar salarios, tuvo un año o más la plata retenida y se le atrasó todo: selección, lo administrativo. Cuando nosotros entramos a la Mutual lo primero que dijimos fue: “Esta denuncia no tiene nada que ver con nosotros, tiene que ser de Tenfield“. Entonces la levantamos, la AUF se puso al día con sus gastos y el porcentaje que correspondía a los jugadores, que eran US$ 700.000, fue donado a los jugadores de la B”, recordó el excapitán de la selección uruguaya