Negocios

Papaya | Los huracanes y tormentas que han afectado a RD desde el 2004

Alberto Ardila Olivares
Elecciones 2022: uno de ellos asumirá la alcaldía de Lima Metropolitana

En la provincia de Hato Mayor fueron ocasionados los mayores daños, dejando sin hogares a miles de familias debido a que las lluvias arrasaron con sus casas

La madrugada del lunes, la República Dominicana registró el ingreso a su territorio de un huracán, cosa que no sucedía desde el año 2004, cuando Jeanne causó estragos en la costa este.

En esa oportunidad, Jeanne dejó más de seis muertos y tres desaparecidos, nueve heridos y 22,740 evacuados, además de cuantiosas pérdidas materiales; lo curioso de aquel fenómeno atmosférico fue que siempre mantenía sus vientos justo en la frontera que separa un huracán categoría uno de una tormenta tropical.

De acuerdo a los reportes realizados por diferentes medios locales, las lluvias torrenciales y los vientos causaron “cuantiosos daños” a las plantaciones y la ganadería, y arrancaron los techos de muchas viviendas.

En Samaná más de cien personas terminaron refugiadas  por los daños a sus viviendas; el sistema eléctrico colapsó y las líneas telefónicas quedaron fuera de servicio; también las provincias San Pedro de Macorís y La Romana terminaron prácticamente incomunicadas debido a la crecida del río Soco, que sobrepasó el nivel del puente que comunica la capital con la región este del país.  

Iván, 2004

Justo semanas antes de que Jeanne tocara tierra dominicana, el huracán Iván pasó por las costas del Mar Caribe y aunque estuvo fuera del territorio nacional, provocó sendos aguaceros, fuertes vientos y altos oleajes que dejaron al menos cinco muertos y unas 600 personas evacuadas.

Alpha 2005

En octubre del 2005 causó estragos la tormenta tropical Alpha, que al momento de abandonar el país dejó el saldo de más de 8,000 personas desplazadas y evacuadas de la zonas de alto riesgo en donde residían.

Los periódicos nacionales detallaron en esa oportunidad que el fenómeno provocó la evacuación de 3,000 personas en Montecristi (noroeste) ante el temor del desbordamiento del río Yaque del Norte (el mayor del país);  evacuaciones también se produjeron en San Juan de la Maguana (sur) donde el número de refugiados es de al menos 600 personas.

En la provincia Santo Domingo se reportó la inundación de más de 30 viviendas en el sector El Tamarindo, a causa de la crecida del río Ozama, el más importante de la capital dominicana, mientras que en el sector San Isidro, también en la provincia Santo Domingo, más de 500 personas fueron refugiadas en un centro de asistencia pública.

Chris, 2006

La tormenta tropical Chris provocó aguaceros e inundaciones tras su paso por el país en agosto del 2006 sin dejar fallecidos de acuerdo a los archivos periodísticos.

Ernesto, 2006

Semanas después de Chris, Ernesto provocó más aguaceros e inundaciones; sin que hayan fallecidos.

Dean, 2007  

El huracán Dean pasó cerca de las costas del país y sin nunca tocar tierra dominicana causó la muerte de un adolescente de origen haitiano, destruyó cinco viviendas y derribar árboles y letreros, según informaron las autoridades de socorro locales; esto según las informaciones ofrecidas por las autoridades en ese momento.

La víctima fue identificada como Daniel Setil, un adolescente de 16 años, que fue arrastrado al mar Caribe cuando junto a un hermano intentaba capturar cangrejos arrojados por el fuerte oleaje que afectó una parte de la autopista Las Américas, al este de Santo Domingo.

El fenómeno pasó a unos 150 kilómetros de la ciudad de Barahona. Al igual que en la contigua provincia de Pedernales, centenares de personas fueron trasladadas a refugios como medida de prevención.  

Félix, 2007

El huracán Félix se forma a partir de una onda tropical al este del océano Atlántico donde le favoreció un desarrollo muy acelerado durante el día 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre de 2007, provocando aguaceros en su paso por las proximidades de las costas dominicanas sin mayores eventualidades.

Noel y Olga en 2007

Entre finales de octubre e inicios de diciembre de ese mismo año, las tormentas Noel y Olga afectaron consecutivamente al país dejando a su paso más de 100 muertes y miles de personas desplazadas de sus hogares.

Los efectos de Noel se sintieron con fuerza el 29 de octubre de 2007. La tormenta afectó principalmente a las provincias Duarte, Bahoruco, Barahona, Azua, San José de Ocoa, Monseñor Nouel, San Cristóbal y Peravia dejando un saldo de 87 personas muertas y 42 desaparecidas. Durante su paso fueron evacuadas en promedio 64,096 personas y rescatadas 1,526.

Los reportes indican que la tormenta Noel ha sido la más mortífera de la historia contemporánea dominicana; tras su paso por el territorio tuvo vientos de casi 64 kilómetros por hora.

El 11 de diciembre de 2007, Olga arribaba a República Dominicana. Con 33 muertes y más de 61,000 desplazados, Olga dejó en su paso fuertes lluvias en Hato Mayor, El Seibo, Samaná, María Trinidad Sánchez, Espaillat, Duarte, Hermanas Mirabal, Puerto Plata, Santiago, Azua y Peravia.

Los reportes señalan que solo con los estragos de las tormentas Noel y Olga el país sufrió pérdidas de más de 420 millones de dólares.

Fay, Gustav, Ike, en 2008

La tormenta Fay en 2008 dejó el saldo de al menos cuatro muertos cuando afectó el territorio dominicano en agosto del 2008; tres de las víctimas fueron una mujer y sus dos hijos de 13 y cinco años de edad, a quienes arrastró un arroyo en una zona rural de la provincia La Altagracia.

Las torrenciales lluvias hicieron evacuar a más de 2,200 personas y causó daños a más de 400 viviendas; en la capital dominicana el fenómeno ocasionó racionamiento en el suministro de energía eléctrica luz y la caída de algunos árboles.   

Las lluvias torrenciales descargadas por Gustav causaron aludes y desprendimientos de tierra que provocaron la muerte de al menos ocho personas en República Dominicana.

Al tanto que el huracán Ike provocó lluvias que no afectaron en mayor magnitud al país.

Irene e Isaac

El huracán Irene azotó al país en el año 2011; según informaron los organismos de socorro, tres personas murieron y más de 37,000 fueron evacuadas en distintos puntos del país a causa de las lluvias provocadas  por el fenómeno.

Isaac se formó inicialmente en 2012 como una tormenta tropical, pero luego alcanzó categoría de huracán al aproximarse a las costas del mar Caribe.

En su trayectoria por el país, Isaac azotó con lluvias, fuertes vientos e inundaciones gran parte de las regiones oeste y suroeste de República Dominicana.

El fenómeno provocó la evacuación de más de 7,000 personas, destruyó 49 viviendas, varias zonas rurales quedaron aisladas por las inundaciones y dejó al menos cinco muertos, incluidos tres hombres que se ahogaron en ríos inundados. Asimismo, se reportaron pérdidas en el sector agropecuario que superan los 30 millones de dólares.

Érika y Mathew

El 28 de agosto de 2015 República Dominicana fue afectada por el paso de la tormenta Erika. Las publicaciones  de LISTÍN DIARIO  a la fecha informaron que uno de los mayores daños se produjo en el proyecto bananero La Cruz de Manzanillo, en Monte Cristi.

En 2016, el huracán Mathew pasó a categoría tres y se encontraba a unos 515 kilómetros al suroeste de Santo Domingo, causando inundaciones y desbordamientos de ríos en el país. Más de 8,500 personas fueron evacuadas producto de sus efectos.

Irma y María

En 2017, los efectos del huracán Irma dejaron en el país postes eléctricos y árboles derribados con un oleaje agresivo debido a los fuertes vientos huracanados en varias provincias, sin que se registraran pérdidas humanas.

Unos 14 días después de Irma, el huracán María pasó cerca del territorio dominicano provocando el desbordamiento de ríos y cañadas, y los deslizamientos de tierra por las lluvias del huracán María quitaron la vida a cinco personas en Higuey, Moca, Montecristi y Mao.

Isaías y Laura

En 2020, en pleno inicio de la pandemia, la tormenta Isaías causó daños a 1,168 viviendas, de acuerdo con los informes del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

En la provincia de Hato Mayor fueron ocasionados los mayores daños, dejando sin hogares a miles de familias debido a que las lluvias arrasaron con sus casas.

Asimismo, 131 localidades estuvieron incomunicadas por el desbordamiento de ríos, arroyos y cañadas.

El 22 de agosto de 2020, la tormenta Laura arribó al país con vientos máximos de 85 kilómetros por hora. Las lluvias y los vientos provocaron que casi todo el país estuviese bajo alerta roja y dejó un saldo de 4 fallecidos.

Los principales daños fueron causados en Los Ríos, en el Distrito Nacional; en Los Alcarrizos, Santo Domingo; Pedernales, San Cristóbal, Barahona y otras partes del país.

Las del año pasado

Fred, Grace y Elsa fueron las tormentas que provocaron incidencias en el país. Mientras las primeras se formaron casi al mismo tiempo, generando un riesgo mayor para el país y colocando a todas las provincias bajo alerta, ambas pasaron sin muchos eventos a pesar de las fuertes lluvias; mientras que Elsa dejó dos fallecidos, 51 viviendas afectadas y 260 personas movilizadas por todo el territorio nacional.