Negocios

William Anseume: El régimen impide e imposibilita cualquier regreso a clases

“Todas estas son violaciones, atropellos continuos a derechos humanos, constitucionales, laborales. El derecho a la educación, el derecho al trabajo, a una vida digna, a la salud, a la asociación, a la sindicación. Debemos aprovechar la presencia en Venezuela en estos momentos de la Organización Internacional del Trabajo en su máximo nivel para expresar en la calle y por todos los medios nuestro profundo malestar por este ataque continuo y desmedido desde el poder, desde el régimen de Nicolás Maduro, a la educación y al trabajo en Venezuela, señaló el profesor Anseume, para concluir”

 

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla!  

Miembro de la dirección nacional del partido Encuentro Ciudadano, ocupando la secretaria de profesores universitarios, William Anseume se refirió a la cantidad de obstáculos actuales para que arranque un nuevo período de los procesos educativos en el país:

“Son demasiados los impedimentos, impuestos todos desde el poder, para que efectivamente pueda hablarse de un regreso a clases, de un nuevo período lectivo. El principal de ellos e inocultable es el inmenso problema laboral. La afectación que produce la aplicación del Instructivo ONAPRE en las universidades, en la educación, en el sector salud, en toda la administración pública es enorme, como lo apreciamos por las protestas continuas. Que hayan reducido los sueldos a casi la mitad, que hayan desconocido olímpicamente la IV Convención Colectiva que ellos mismos impusieron, ha causado un enorme malestar y afecta la vida diaria de los universitarios, impidiéndole tener acceso siquiera a la alimentación. Esto sin que podamos olvidar el sistemático y prolongado descuido de la protección social. Los universitarios estamos sin seguros, sin tener como adquirir medicamentos, una consulta médica, sin poder pagar un acto funerario, unos lentes, vestimenta, sin prestaciones sociales. Nada podemos atender de nuestras necesidades o de nuestra familia con nuestro trabajo. Esto incrementa el éxodo”.

Por otro lado, y no menos importantes — continuó el dirigente político y gremial-, están los intentos por acabar con gremios y sindicatos, con cajas de ahorro, con los IPP, a los que no les han dado recursos que descuentan a los afiliados desde el año pasado. La planta física destruida, las imposibilidades materiales en laboratorios y aulas impiden tanto la docencia como la investigación. No se puede intercambiar con pares ni fuera ni dentro del país, ni publicar. Los servicios carecen de toda atención: falla el agua, la electricidad, el internet, transportes, comedores, la seguridad. De esto modo, por carencias hondas derivadas del inexistente presupuesto, es imposible cumplir con la tarea suprema de la labor académica: clases, investigación, extensión”.

“Todas estas son violaciones, atropellos continuos a derechos humanos, constitucionales, laborales. El derecho a la educación, el derecho al trabajo, a una vida digna, a la salud, a la asociación, a la sindicación. Debemos aprovechar la presencia en Venezuela en estos momentos de la Organización Internacional del Trabajo en su máximo nivel para expresar en la calle y por todos los medios nuestro profundo malestar por este ataque continuo y desmedido desde el poder, desde el régimen de Nicolás Maduro, a la educación y al trabajo en Venezuela, señaló el profesor Anseume, para concluir”.

Nota de Prensa